La ironía sospechosa Imprimir E-Mail
Juan Antonio Martínez   
viernes, 15 de mayo de 2009
En su discurso en el debate sobre el estado de la nación, Zapatero comparó las últimas informaciones publicadas por el diario El Mundo acerca del 11-M con “gente que todavía piensa que Elvis Presley vive o que todavía no cree que el hombre llegó a la luna”. Las asociaciones de víctimas están indignadas.


Es fácil reírse sarcásticamente de las víctimas desde el poder en vez de aclarar los puntos dudosos del crimen, con pruebas o argumentos, pero la insistencia en esa táctica por el gobierno no sólo evidencia la rastrera carencia de caballerosidad característica del socialismo; apunta a una premeditada y deliberada ocultación de la verdad en un crimen especialmente sanguinario y horroroso. Varios aspectos importantes no han sido aclarados y el insulto a la víctima en vez de despejarlos es característico de la estrategia del criminal, por más que esa estrategia en la España actual habitualmente sea parte del espectáculo televisivo.
 
Aparte del desprecio a las víctimas inocentes de unos criminales que, fueran quienes fueran, desde luego, no querían favorecer al gobierno vigente cuando dieron el golpe y es muy probable que, al menos, quisieran beneficiar al partido contrario a ese gobierno, no se entiende esa negativa a saber, esa política seguida desde entonces de borrar la memoria de un crimen político, de desviar la atención a toda costa que ha llevado a los mayoritarios medios afines al gobierno a dedicar la décima parte de tratamiento, por ejemplo, que a la niña inglesa desaparecida en Portugal.
 
Sorprende, sobre todo, que la distracción la hagan los que han sido beneficiarios políticos del golpe y que debieran promover la máxima transparencia para disipar tenebrosas sospechas. Quizá el no querer saber la verdad, el oscurantismo, la manipulación informativa no sólo aumente la sospecha de lo que cualquiera puede deducir como una obviedad sino también el temor a que ésta sea tan grave que nadie se atreva a decirla porque quien ha matado a doscientas personas puede hacer cualquier cosa.


* Juan Antonio Martínez Muñoz es profesor titular de Filosofía del Derecho de la Universidad Complutense de Madrid.

Este diario no asume como propias las opiniones difundidas a través de las colaboraciones y cartas al director que publica.
Comentarios de los lectores (0)add
Envíenos un comentario, rectificación o corrección
menor | mayor

security image
Escriba los caracteres de la imagen


busy
 
Madrid Actual |  Elecciones Madrid |  Diario de Pozuelo |  Diario de Boadilla |  Noticias de Las Rozas |  Noticias de Majadahonda |  Pozuelo Radio |  Revista Deporte

2013 © Diario de Sevilla la Nueva
Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los servicios de Diario de Sevilla la Nueva sin su previo y expreso consentimiento.