¿Dejar de sufrir o dejar de vivir? ¿Quién quiere de verdad la eutanasia? Imprimir E-Mail
Javier Fernández Centeno. Farmacéutico.   
jueves, 15 de mayo de 2008
Existe una actitud ante los temas relacionados con la vida que me resulta desconcertante. Muchos, que no cometerían un aborto en su vida, se muestran condescendientes con aquellos que “por motivos muy serios” son capaces de eliminar a una criatura. En el caso de la eutanasia pasa otro tanto. Afirman que ellos no acabarían con la vida de un familiar, pero llenos de compasión justifican que otros sí lo hagan.
A todos nos apena el sufrimiento ajeno ante el final de la vida. Es más, todos deseamos afrontar nuestra propia muerte sin dolor, todos queremos estar bien atendidos médicamente y todos ansiamos la compañía de nuestros seres queridos. ¡Pues no. Todos no! Los defensores de la eutanasia aún no se han enterado de que gracias a la medicina en cuidados paliativos es posible lograr un final de la vida sin tener que soportar un sufrimiento indecible. Y se han olvidado de que la cercanía y el afecto de los familiares son para el enfermo alivio espiritual y una gran ayuda para afrontar con dignidad sus últimos momentos. Que se lo pregunten a la doctora Sylvie Menard, partidaria de la eutanasia hasta que le llegó la hora: “cuando me puse enferma, cambié radicalmente de postura (…), voy a hacer todo lo que pueda por vivir el mayor tiempo posible”. Es de sabios rectificar, y en cuestiones como la vida misma, más. Enhorabuena Dra. Menard.
Comentarios de los lectores (0)add
Envíenos un comentario, rectificación o corrección
menor | mayor

security image
Escriba los caracteres de la imagen


busy
 
Madrid Actual |  Elecciones Madrid |  Diario de Pozuelo |  Diario de Boadilla |  Noticias de Las Rozas |  Noticias de Majadahonda |  Pozuelo Radio |  Revista Deporte

2013 © Diario de Sevilla la Nueva
Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los servicios de Diario de Sevilla la Nueva sin su previo y expreso consentimiento.